31 de mayo de 2012

¡Tía güenaaaaa! ¡Unga, unga!

Ser mujer no es sólo haber nacido con cromosoma XY que nos proporciona mamas, útero, ovarios, vagina, y más, que también.

Ser mujer es reconocerse como ser humano, es decir, con alma encarnado en un cuerpo que tiene unas características diferentes a las del hombre y que ambos se complementan –y se completan- a todos los niveles, pasional, emocional e intelectual. El alma es la misma en cuanto a grandeza y a no identificación sexual. Lo que albergamos en el cuerpo es el estilo propio de expresión de esa alma con todos sus valores.

Ser mujer, por lo tanto, es amar al hombre y buscar ser amada por él.
Ser hombre es amar a la mujer y buscar ser amado por ella.

Ahora, la gran pregunta: ¿qué significa amar al otro género? Entregarse con grandeza a la otra persona para hacerla feliz, porque queremos, porque nos sale, porque nos lo inspira

30 de mayo de 2012

Un alto en el camino

Cuando elegimos un camino de amor, de autenticidad, de lucha por la vida tarde o temprano da sus frutos. Si no los da, es importante revisar, comprobar y rectificar si es necesario para encauzarnos de nuevo. Cuidado con rendirse, impacientarse, desesperarse, entrar en duda o en pánico, porque tarde o temprano se ve materializado.

Los resultados son proporcionales a lo sembrado, a lo invertido, a toda la energía, ilusión, trabajo y empeño que hemos puesto.

Cuando nos entregamos y apostamos a lo grande, llega el momento de la celebración, independientemente de lo mucho o poco que hemos conseguido. Hay que tener en cuenta no sólo lo que luchamos, sino lo que

29 de mayo de 2012

Ego te absolvo

La culpa es una buena excusa para no moverse ni un milímetro de la posición en la que estamos. Es una herramienta infalible. Además, tenemos dos opciones: echárnosla a nosotros mismos o echársela a los demás. Una nomenclatura también es factible.

Echar la culpa a los demás es volcar mi ira, mi resentimiento y mi frustración proyectando mal rollo.

Echarme la culpa a mí es tratar de hacerme la buena persona, ya que lo de fustigarse está bastante valorado y bien visto en nuestra cultura de iglesias y procesiones. Entre las citas célebres tenemos esa de “por mi

28 de mayo de 2012

Cuando la vida se rebela

Creer que estamos por encima de la vida es un acto de soberbia. La vida se manifiesta con todo su poder por encima de cualquiera que pretenda retarle, porque la vida es inmensa y brota a raudales. Creerse más listo que ella es la actitud más estúpida que se puede adoptar. Explotar todos los recursos naturales, explotar a otros seres humanos, romper la cadena natural de la que formamos parte con plantas y animales en beneficio propio por codicia es un comportamiento miserable.

La vida se rebela y de ahí es de donde los seres humanos tomamos ejemplo y fuerza para hacer lo mismo.

Retar a la vida es apostar por la involución del ser humano y arruinarse totalmente. Inventarse leyes para salvar el culo después de haber cometido todos los delitos morales imaginables e inimaginables es

27 de mayo de 2012

Yo es que lo siento todo

Ser sensible hoy en día puede resultar un problema a la hora de sobrevivir, aunque superada esa pequeña dificultad, se convierte en una ventaja si lo que queremos es vivir.

Sobrevivir consiste en mantener las pulsiones vitales, como cuando uno está en la UCI. Cuando pasamos a planta seguimos sobreviviendo, a pesar de que creamos, que después del coma, si estamos vivos, es que vivimos. Error de bulto. Sobrevivimos de milagro porque nuestro impulso de vida aún es mayor que el de muerte. Pero hasta que no saltemos, brinquemos en el exterior, descalzos, desnudos sobre la hierba y bajo los árboles, nos

26 de mayo de 2012

El efecto mariposa

Según un proverbio chino “el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo”. Por lo tanto, ese simple aleteo puede cambiar el mundo. Es lo que viene a llamarse una relación causa-efecto.

Ese proverbio chino es aplicable a toda acción, porque tiene como consecuencia, una reacción. Nada, absolutamente nada de lo que hacemos es inocuo. Por supuesto las consecuencias o reacciones pueden ser buenas o malas dependiendo de la acción. Si yo robo algo, las consecuencias serán malas para todos: me sentiré culpable y mala persona, los demás probablemente desconfíen para las siguientes ocasiones y emitiremos que el mundo no es un paraíso donde podemos

25 de mayo de 2012

Recuento de ilusiones. ¡A formar!

Conectar con la realidad es fundamental para que ésta no nos dé un bofetón en plena cara el día menos pensado diciendo: “¡Espabila! Tienes setenta años y varias enfermedades, de las cuales una será la definitiva…”. No es necesario en absoluto llegar a ese momento para reaccionar. De hecho, en situaciones límite raras veces se suele reaccionar buscando entender cómo hemos llegado hasta ahí para resolverlo. Lo que suele ocurrir en esos casos es que nos hundimos por completo y tratamos de achicar el agua de la barca llamada Titanic como auténticos desesperados. No hemos asumido el hundimiento autoprovocado o autopermitido ni asumimos lo irreversible implorando

24 de mayo de 2012

¿Me enseñas?

La inseguridad, la falta de consecución de las ilusiones en la vida nos llevan a estar a disgusto con nosotros mismos y con los demás, de tal forma que no facilitamos a la siguiente generación su desarrollo. Su expresión menos científica viene a ser: “si yo no lo tengo, ¡que se jodan los demás!”. Lamentablemente estos “demás” son todos, aunque tratemos de dirigirlo a la sociedad injusta, machista o desigual. En este gran saco entran incluso nuestros hijos, amigos, pareja, etc. Si nos da la pataleta, no estamos para nadie y nos declaramos apagados, comunicando o fuera de

23 de mayo de 2012

Gimnasia para la conciencia

Introduzcamos el tema de la CONCIENCIA con unos interrogantes.

¿Qué es la conciencia?
¿La conciencia se nace o se hace?
La conciencia si no es materia, ¿es energía? Por lo tanto ¿se rige por las propiedades de “ni se crea, ni se destruye, sólo se transforma”?
¿Se puede uno/a arrancarse la conciencia y vivir sin ella?

La conciencia es lo que nos conecta con la Verdad. La Verdad con mayúsculas, porque para la conciencia no hay relativismo, hay un camino, sólo uno. La conciencia nos dice lo que está bien y lo que no. Después la mente manipula, pero la conciencia es clara.
En las definiciones que ofrece la RAE para este concepto, se utilizan palabras como “propiedad”, “conocimiento”, “acto” o “actividad”. Esto significa que tiene unos parámetros activos y pasivos, es decir, que nos

22 de mayo de 2012

¡¿Crisis?! ¿Quién dijo... cri...ssisss...?

La crisis es el mejor momento para resolver una situación que se repite en el tiempo. Es la oportunidad de hacerlo. La vida nos la da una y otra vez hasta que lo aprendemos o tiramos la toalla con nuestra vida definitivamente. Opción nada recomendable este última.

Lo que la crisis nos saca a la luz es la situación en la que nos dejaron: solos, abandonados, sin amor… y nuestra reacción ante ello, habitualmente manifestada con enfado o pena, o ambas. Cómo no, la culpa también suele rondar. Es necesario cambiar la pena por amor hacia uno/a mismo/a y el enfado por indignación.

Cuando nos sentimos tristes o enfadados, nos entra la culpa o culpamos a alguien de nuestra situación, de tal manera que ponemos en peligro las relaciones de amor que habíamos construido, si es que lo habíamos

21 de mayo de 2012

Mitos y fábulas

Cuando aprendemos lo hacemos de diversas maneras y utilizamos diferentes sentidos. Comprender la realidad, conocer la verdad para poder rebelarse es el objetivo del ser humano comprometido con la vida, con la finalidad de ser feliz, libre y poderoso. Es decir, que busca comprender y aprender.

El ser humano, a su pesar en muchas ocasiones, busca irremediablemente explicación a lo que ocurre en sí mismo y a su alrededor. Muchas veces se engaña, y otras no se atreve a ir al fondo de la cuestión. Para ello se inventa mitos y leyendas que transmite de generación en generación, pero siempre están impregnadas de la verdad que proyectamos sobre nuestras creencias, deseos, miedos e ilusiones. Por otro lado, una de las

20 de mayo de 2012

Espera, que ahora vuelvo

Conectemos el hemisferio derecho del cerebro antes de adentrarnos en la maraña de relaciones y comprender con el cuerpo, con el alma, no con el cerebro. Cuando se integra la experiencia, se puede analizar. Sólo a continuación, no antes.

Preparados, listos… cogemos aire ¡ya!

El que espera desespera. Pero cuando ni siquiera nos enteramos de que estamos esperando, creemos que no desesperamos. Error. Esto es viene a ser “ignorantia legis neminem excusat”*, vamos que eso de que no seamos conscientes de que esperamos, sufrimos, hacemos sufrir, etc. no nos exime de hacerlo (desesperar).

Si nuestras vidas están bloqueadas a algún nivel o a varios es porque nos hemos parado. ¿A qué? ¿A descansar? ¿Durante veinte años o más? No resulta muy creíble.

Lo habitual es esperar a alguien. Lo habitual es esperar a alguien que nos ha dicho: “En cuanto pueda te doy lo que me pides. Espera”. No es que seamos obedientes o borreguillos, es que hemos confiado en esa persona

19 de mayo de 2012

La fuerza del hombre

¿Cuál es la fuerza del hombre? ¿Cómo es? El o la que tenga la respuesta, que levante la mano. ¿Alguien conoce hasta dónde llega su fuerza? ¿El o la que tiene la respuesta es por experiencia o porque se ha aprendido la teoría?

En principio, los que saben de hombres son los hombres y las que saben de mujeres, las mujeres. Después, si el otro sexo nos abre su intimidad, aprendemos de ellos/as hasta hacernos expertos/as.

Sin embargo, como hablamos de hombres, lo más conveniente era realizar trabajo de campo con hombres que lo son. (Y para serlo no es suficiente tener cromosoma XY; hay que ejercer). Su comunicación en este sentido es que su fuerza es ilimitada, como la fuerza de las mujeres,

18 de mayo de 2012

Miedo al enfrentamiento, pánico al conflicto

El miedo al conflicto, al "cara a cara" es algo habitual en muchas personas y huyen de ese momento, lo evitan a toda costa. La consecuencia nefasta es que no resuelven el problema, el abuso y se lo llevan a casa. Y a esa falta de resolución le acompaña la falta de emociones positivas. Vamos, que no sólo no nos enfrentamos sino que nos llevamos puesto la pena, el enfado y por supuesto, la culpa por no haberlo hecho. Nos sentimos cobardes, inferiores, impotentes.

¿Por qué a veces nos resulta difícil coger al toro por los cuernos –con todos mis respetos hacia el toro-?

Hay dos posibilidades: que la otra parte nos destroce o que destrocemos a la otra parte. A las personas que buscan la felicidad de todos, incluido/a él/ella mismo/a, les entra urticaria sólo con pensar en cualquiera de las

17 de mayo de 2012

El poder de construir (y los sucedáneos)

A menudo escuchamos que tal o cual personaje es ultramegapoderoso. Estos seres, en la mayoría de los casos, suelen estar relacionados con la política, la economía o el ejército, e incluso las empresas religiosas (católica y otras). Es más, todos los años hay ranking de los tres, diez o veinte más poderosos e influyentes a los que se les brinda la portada de las revistas y periódicos más poderosos e influyentes. El objetivo es ser el más de lo más; aquel (normalmente del género masculino) que cree dominar el mundo y al que se le otorga el reconocimiento. Pero ¿qué significa ser poderoso? ¿Es lícito cualquier tipo de poder?

Se puede tener poder y utilizarlo para construir o para destruir. De hecho, todos elegimos una de las dos posiciones. Si no lo hacemos, estamos cediendo nuestro poder para destruir. ¿Por qué? Porque para construir no

16 de mayo de 2012

Y a ti, ¿quién te quiere?

Si tuviéramos que decir con cuántas personas tenemos una relación de amor de verdad, tal vez nos sobraran todos los dedos de la mano o varios, en el mejor de los casos. Si tuviéramos que dar los nombres de las personas que nos aman por encima de todo, y a las que amamos sin condiciones, es decir, con las que tenemos una unión auténtica, pura, de verdad puede que nos quedáramos mudos pasando lista. En este recuento no valen los hijos o las hijas, porque ellos nos quieren incondicionalmente por el hecho de ser sus padres, por lo menos hasta que se dan cuenta de cómo los queremos nosotros. Por supuesto, no valen las relaciones imaginarias, aunque sean un buen entrenamiento para proyectar las relaciones que queremos tener en la realidad.

Para hacer ese ejercicio, tenemos que ser totalmente sinceros y saber qué es una relación de amor, aunque no la hayamos visto más que en películas. Colocarnos en la posición de cómo nos gustaría amar y que nos

15 de mayo de 2012

¡Con decisión!

Nada puede por encima de la voluntad de una persona. Absolutamente nada. Si tomamos la decisión, la firme determinación de hacer algo, somos imparables. Y, por supuesto, encontramos la manera.

Para tomar esa decisión hay que ser consciente de dónde estamos y de los peligros y amenazas que vamos a tener para no tirar la toalla a la primera de cambio. No se puede ir de kamikaze porque fracasaremos estrepitosamente. Si yo hago una previsión de que puede que no lo consiga pero que lo importante es luchar por ello y llegar hasta el final, no me derrotaré en los momentos difíciles, cuando me asalte la pena, el

14 de mayo de 2012

Misión: salvar las ilusiones

No puedo. No es posible. Y todas las formas de hundirnos la vida y arrancarnos la sonrisa y la posibilidad de disfrutar.

Si rascáramos un poco encontraríamos frases de este tipo más arraigadas de lo que pensamos que llevan conviviendo con nosotros desde el principio de la infancia, e incluso antes, desde la concepción.
Detrás se esconden otras sentencias como “no te lo mereces” o “los demás no te lo van a permitir” o “la vida es así (de chunga, se entiende)”. El caso es fastidiarnos en los casos más leves, y en los más graves, arruinarnos la existencia completamente.

La verdad es que es una estrategia de alto nivel para aborregarnos, para transformarnos en almas en pena que vagan de un lado a otro sin grandes

13 de mayo de 2012

Curso de traducción

Existen diferentes formas de comunicación en la especie humana. Verbalmente lo hacemos a través de frases formadas por palabras que representan ideas, sentimientos, deseos, necesidades, demandas, ilusiones y muchos más conceptos. Sin embargo, la mayoría de las veces, en un acto de comunicación entre dos personas, las palabras no esconden el significado exacto para el que fueron creadas y por eso es necesario algo más que leer entre líneas; es necesario traducir o interpretar. Por lo tanto lo que supuestamente se dice de lo que realmente se quiere decir, dista mucho.

Hagamos un pequeño acercamiento al arte del entendimiento para que no salgamos sintiendo que nos la han colado cuando lo que buscábamos

12 de mayo de 2012

Rebeldes con causa (no inmaduros enfadados)

Existe un término para definir “odio al ser humano” y es misantropía. Somos el único ser vivo que se odia a sí mismo, es decir, que siente animadversión hacia su propia especie.

Sin llegar a ese extremo, a menudo escuchamos conversaciones en las que tachan de egoístas, mezquinos, estúpidos, etc. a otros congéneres que no están presentes. No se suele hablar del comportamiento de esas personas sino de su personalidad, y es un error. Es decir, podemos sustituir “Fulanito es malo” por “Fulanito tiene comportamientos erróneos”. Es verdad que nadie habla así por la calle porque pareceríamos Pitagorín, pero si no estamos cogiendo “la parte por el todo”, y eso en términos humanos está mal. Manejarnos así por la vida condenando a las personas nos aleja del ser humano y de nuestra función social, aislándonos como reacción a la falta de confianza y sentimientos negativos.

Es necesario reconciliarse con el ser humano. Frecuentemente lo identificamos con su parte enferma, con su mal rollo. ¿Por qué no nos paramos a verlo de verdad, a observarlo y empatizar con él? Cuando lo hacemos, cuando miramos detenidamente al otro que no soy yo, y saltamos por encima de los primeros muros que todos nos

11 de mayo de 2012

Me vendo barato

Este artículo va dedicado a las mujeres que no se venden. Sin embargo, voy a referirme a las que sí lo hacen.

Debemos diferenciar entre las que se han vendido desde siempre, es decir, mujeres que nunca se han rebelado a la injusticia, a la desigualdad, o no con la fuerza suficiente en comparación con el “ataque” recibido, y las que, siendo rebeldes y no aceptando resignarse a la mediocridad, a la falta de entrega, de unión, de amor, en el momento crítico tiran la toalla.

Ambas situaciones son lamentables, y las mujeres que lo hacen son responsables de sus actos. Una niña que la amenazan con robarle el amor, que la atemorizan con dejarla sola si no es de esta u otra manera, es decir, si no se somete a otra autoridad que alguien decide que está por encima de

10 de mayo de 2012

Propongo un juego

Introduzcamos el tema antes del juego.

El planteamiento nace de la frase: “yo soy una persona sincera”. Rara vez alguien se define como un mentiroso, un trolero, un engañador. Siempre decimos ser sinceros, es más, a veces con aire de resignación como si fuéramos los “elegidos” afirmamos “tal vez demasiado sincero”. ¿Qué es eso de “demasiado”? O se es sincero o no se es. Si nos referimos al adverbio con un significado de “hago daño a las personas”, ya no somos sinceros, sino que nos comportamos mal y creemos que estamos legitimados para ofender y faltar el respeto.

El juego que propongo tiene como duración 1 día, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Y consiste en contabilizar las veces que no decimos la verdad, es decir, que mentimos, e identificar por qué lo

9 de mayo de 2012

Te abandono. Ah, por cierto, es por tu culpa.

En las relaciones íntimas cuando no se ama, se destruye. Cuando no se busca que la otra persona sea feliz nos estamos cargando su ilusión de amor. Eso sí, todo muy encubierto. Le engañamos, le mentimos y llega la traición, el remate final para dejar fuera de juego al ser “amado” cuando sacamos a la luz lo que hay por dentro en un golpe de efecto. Lo que sacamos en esas circunstancias nunca es la verdad. Se encubre para “salvarnos” el culo, y dejar al otro con el suyo al aire.

Este tipo de personas que buscan asesinar todo lo más bello pueden formar parte de un vínculo de pareja, amigos o familia. El formato más peligroso es el de pareja porque la entrega es total, unión total, fusión, relaciones sexuales llenas de amor y pasión, ilusión de construir, crear una familia, cambiar el mundo,… vamos, todo. Ahí estás completamente expuesta. Hablo de “expuesta” porque desgraciadamente, este modelo suele tener relación con la guerra de género y es una forma de maltrato,

8 de mayo de 2012

Tener y no tener

Además de una maravillosa película de los años cuarenta, “Tener y no tener” es el dilema con el que nos encontramos a menudo.

¿Qué significa tener? Es un concepto de posesión, de materialización de cara a uno mismo y a los demás. Es decir, que puedes contabilizar tus hazañas.
Es como irte de vacaciones y traerte las fotos o los souvenirs. Son para ti pero demuestran a los demás dónde has estado, lo que has conseguido o comprado y la importancia de la experiencia para ti reflejada en esos objetos. No todas las personas que viajan a un mismo destino sacan las mimas fotos ni compran las mismas cosas.

¿Qué significa no tener? Según el recuento material significa estar desposeído de símbolos que te integren y te relacionen con otros seres

7 de mayo de 2012

Y a mi niño ¿qué le pasa...?

Hay una frase que muchos padres y madres suelen utilizar cuando su hijo o hija hace algo inadecuado, que me toca… la indignación. Es la siguiente: “No sé dónde lo habrá aprendido, porque en casa no”. No, claro. A veces pienso si esa afirmación se la llega a tragar la persona que la hace, o cree que somos gilipollas. Vamos a ver, que con que ojee un artículo de psicología infantil para analfabetos, sería suficiente, o que pusiera en marcha el sentido común. Dan ganas de responderle con sarcasmo: “Claro, tu hijo no sólo viene con el pecado original, sino que en el reparto te ha tocado el peor, tan malo que no lo quería ni Bin Laden”. ¡Pues no! Por supuesto que el niño/a copia lo que ve en casa, aprende de lo que tiene alrededor y reacciona en consecuencia. Si nota que le mienten, mentirá, si

6 de mayo de 2012

Money, money, money

La falta de dinero es como una bestia que ruge en las entrañas, que hay que alimentar con paz y tranquilidad, y sobre todo con seguridad de que todo va a ir bien, antes de que te devore por dentro. Pasa de ser un gatito al monstruo de las siete cabezas si no lo paras a tiempo.

El día que fui consciente de la necesidad del dinero para conseguir las cosas fue cuando por primera vez, no disponía de él, porque ese batido de fresa con nata por encima tenía un precio. Elevado, se entiende, para la economía familiar.

Durante la infancia intentan ocultarte el miedo, la angustia de no tener dinero, de quedarse en la ruina y de que la familia sufra y pase necesidades. En ese modelo son ambos progenitores los que sufren, pero

5 de mayo de 2012

¡A Dios pongo por testigo...!

Adicciones hay muchas. Todas para lo mismo: tapar un agujero del tipo que sea, ocultar una carencia de la que no asumo su existencia y no me hago responsable de sus causas ni sus consecuencias, consciente o inconscientemente.

No puede decirse que haya unas mejores que otras, que tengan mayor o menor grado de dificultad para deshacerse de ellas o sean más o menos destructivas. Todas son malas, son “fáciles” de abandonar y totalmente destructivas, independientemente del plazo en el que lo hagan.

Sin embargo, una adicción de la que no tenemos conciencia de que así sea es el sufrimiento. El sufrimiento destruye a saco y deja víctimas por todas partes. Cada uno, gestiona su sufrimiento como puede –o quiere- pero lo de resolverlo, curarlo, transformarlo no suele estar dentro de las opciones

4 de mayo de 2012

Los valores viajan en metro

Vivir en una ciudad de varios millones de habitantes tiene sus peculiaridades. Una de ellas es el tiempo que lleva desplazarse de un sitio a otro. Lo bueno es que puedes leerte las obras completas del Renacimiento, estudiar un máster en medicina ortomolecular o hacerte experto en observación del medio si aún sientes curiosidad por la vida y los seres que te acompañan y a los que tú acompañas en el viaje –tanto en el transporte como en el mundo-.
Lo de la lectura está fenomenal, lo de la medicina aún no lo he experimentado, pero lo de la observación de campo es fascinante. De vez en cuando, puedes incluso romper la barrera del silencio y entablar una

3 de mayo de 2012

¿Seguro que somos iguales...?

Las mujeres estamos acostumbradas a que nos miren con lupa. Sé que estamos en el siglo XXI y que la igualdad de oportunidades en cuanto a género parece que está instaurada desde las sufragistas. Pero no es cierto. Tratan de afirmar algo que está por suceder. Tanto para hombres como para mujeres.

Todos/as tenemos miedo. Los hombres a que las mujeres nos pongamos por encima y construyamos un mundo desigual: si durante siglos la balanza se inclinó hacia un lugar, ahora es “justo” que se incline hacia el otro, perdiendo así su primacía. El caso es que lo de la “igualdad” no se contempla porque los hombres que huyen de ella no se sienten seguros como hombres y, por supuesto, son incapaces, en las presentes circunstancias, de amar a la mujer y tener la ilusión de que estemos a su lado y ellos al nuestro, no que estemos detrás. En el caso de las mujeres el miedo es a que los hombres nos castiguen sin piedad: nos desvaloren, nos

2 de mayo de 2012

El día de la marmota

A menudo escuchamos eso de “los problemas y dificultades se presentan para resolverlos, si esto no ocurre, esa situación va a volver a tu vida hasta que lo hagas”. Es una frase un poco larga, pero ésa es la idea. Es la misma que he escuchado desde pequeña: ”la historia que no se aprende está condenada a repetirse”. Ésta va con tintes políticos y sociales, pero igualmente aplicable a las situaciones que vivimos personalmente en la cotidianidad de nuestras vidas.

Esto es precisamente lo que habitualmente sucede. Y pone de los nervios, porque significa que o lo resuelves o vas a vivirlo una y otra vez. Es como estudiar para aprobar en junio, y si no te esfuerzas mucho, vas a tener que volver a estudiar en septiembre. Lo malo de los conflictos de la vida real es

1 de mayo de 2012

Re-aprender a los treinta (o a los cuarenta, o a los cincuenta,...)

Hay determinada información que a partir de los tres, siete o incluso doce años, nos resulta francamente difícil asimilar. En realidad casi todo lo que aprendemos es hasta esa edad y desde ese momento convivimos con esas pautas, esas directrices y lo único que nos queda es tomar conciencia de lo que nos han colado en ese periodo de tiempo en el que éramos absolutamente vulnerables, y buscar desaprender todo lo asimilado y que está equivocado respecto al discurso que tiene la vida en sí misma.

Y es realmente difícil –y a la vez muy fácil- desaprender y activar nuevos motores que respondan a la autenticidad y no a una creación artificial