7 de abril de 2020

¿Cómo están ustedes?

A la pregunta de cómo nos va, solemos contestar “bien”. Es algo socialmente establecido. Pero por dentro sentimos cómo nos va realmente: fatal, normal o de fábula. Quizá “de fábula” no suele estar dentro de los parámetros en que percibimos nuestra realidad, pero existe y la hemos vivido. Desarrollemos.

FATAL
Alguna vez hemos echado un rato o unas horas por los infiernos. Es posible que incluso temporadas más largas y que hayamos hecho la

5 de abril de 2020

Viajes y despedidas

Resulta un tanto absurdo intentar separarse de los congéneres. Como cuando sientes vergüenza ajena, alergia o una nula identificación con el semejante. Pero si tomamos distancia podemos ver que somos un conjunto de seres individuales que formamos la humanidad. Y estaría fenomenal tomar conciencia de ello. Por lo menos como idea. Que luego sabemos todos que la práctica es más compleja y la gente en general no nos gusta. (“Gente” son todos aquellos que no son como yo quiero que sean, sobre todo al contemplar su comportamiento en masa. Para esa

21 de febrero de 2020

De trampa en trampa, y salto por la ventana

Este mundo nos está quedando muy bonito. Léase con ironía. Vamos de trampa en trampa, e intentamos esquivarlas como si fueran un campo de minas. No suele resultar fácil porque, por el camino, vamos perdiendo miembros y órganos. Metafóricamente. Perdemos un poco de confianza, un poco de alegría, un poco de vida…

Vamos por la primera trampa. Tienes que ser fuerte, autosuficiente, y conseguir las cosas por ti mismo. En este caso, a los hombres les venden esa moto y si buscan ayuda, son unos flojeras debiluchos. En el caso de las

10 de enero de 2016

Que el amor te guíe

Mantener viva la confianza en el ser humano es una cualidad que se sustenta gracias a la voluntad y a la conciencia personal de proteger y defender ese preciado tesoro.

Cuando han traicionado nuestra confianza, nuestro amor, nuestros ideales, nuestras ilusiones –y a todos nos ha ocurrido, desgraciadamente- sólo queda perdurar. Es posible que nosotros lo hayamos hecho también,

4 de enero de 2016

Sacar el bicho

La especie humana ha evolucionado, se ha civilizado porque se ha orientado a vivir y formar civilizaciones. En la actual, lo que ha ocurrido es que se han premiado determinados “comportamientos” y penalizado otros. Ser racional está bien visto, ser emotivo no tanto. Ser impulsivo, depende del caso y ser espiritual apenas nada. Pero los cuatro “comportamientos”, o mejor llamados conciencias, son  imprescindibles

14 de octubre de 2015

El valor del amor

Conocerse a uno mismo es una de las aventuras más fascinantes a la que uno se enfrenta en la vida. No aceptar etiquetas, ni condenas porque eso es lo que haremos con los demás. Reconocerse como uno o una de las grandes. Con autoridad, con poder, con potencial, con enormes valores que aportar al mundo. ¿En qué consiste ese potencial? Muchas veces, eso de lo que creemos carecer es de lo que más portamos pero que no hemos desarrollado. Y adoptamos pseudovalores o personajes que no nos hacen justicia. 

En el mercado de valores no se aceptan algunos de los realmente auténticos porque resultan amenazantes o no se atreven a admirarlos. Pero están ahí. Reconocerlos como valores y dones que nos ha entregado la vida para el bien es el primer paso. Nuestro amor, nuestra grandeza,

18 de septiembre de 2015

Duelos y liberaciones

Todos tenemos un duelo que nos jode la vida. Evidentemente, no es un duelo de un acontecimiento negativo reciente que transitamos necesariamente de una manera natural, sino de uno mucho más antiguo que llevamos a cuestas como un traje de luto raído. 

Después de que hayan pasado varios lustros a lo mejor no sabemos ni de dónde sale, pero nos ha menguado en alguna de nuestras áreas como seres humanos: en nuestra capacidad de amar y ser amados, de defender la vida, de creer y crear magia, de construir, de hacer equipo, etc. Ha recortado una parte, grande o pequeña, de nuestro potencial, de nuestras ilusiones y sueños. Descubrir cuál es el origen no es nada fácil. A veces podemos creer que la